La evolución de las aulas

colegio
La tecnología ha invadido la cultura y la educación durante estos últimos años, y cada vez los cambios son más claros y más importantes. Antes en las aulas bastaba con una pizarra, tizas, unos pupitres y libros, y con eso se daban las clases sin necesidad de nada más, pero esto ha cambiado hasta un punto en el que las clases de ahora no se parecen en nada a las de antaño.

Esto tiene su lado positivo y el negativo ya que cosas como el olor a los libros nuevos o la tiza en las manos van a ir desapareciendo, de hecho muchas de estas cosas ya han desaparecido. Las pizarras de tiza por ejemplo ya han pasado a la historia, ahora son todas de rotuladores, y las transparencias que tanto anticaida nos hacían usar ya tampoco se usan, en las universidades ya se ha pasado a los proyectores y a los ordenadores modernos. Y prácticamente todos los alumnos tienen sus propias tabletas para no tener que llevar los libros ni deberes en papel.

Hay personas que opinan que darle a los niños tan jóvenes cosas tan modernas es algo malo y que puede hacer que no se esfuercen todo lo que deberían, pero si se toman estas medidas es por el bien de los niños, ya que hay que avanzar en las cosas que se pueden, por ejemplo en las cremas crece pelo está todo dicho y no se pueden modernizar mucho más, pero en las aulas y la educación siempre se puede innovar para intentar minimizar las carencias que existen en el sistema educativo.

Todo lo que sea progreso, o casi todo siempre es bueno por eso deberíamos tan solo intentar ver las cosas positivas y todas las utilidades que las nuevas tecnologías pueden tener en las aulas de los alumnos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *